Capítulo 06 – Los primeros colonos

Nos dice Valentín Marchena Laina que está sentado en su casa junto a su esposa María del Pilar Romero Vázquez que cuando sus padres llegaron a Guadiana del Caudillo, él se encontraba en Alcalá de Henares cumpliendo el servicio militar, por lo que los primeros colonos que llegaron un 15 de abril de 1951 (domingo) procedían de Fuente de Cantos, les dieron las casas en la misma zona y las parcelas seguidas, lotes desde el 213 al 220. Esas ocho primeras familias fueron las siguientes:

Saturnino Gómez Hornillo,      casa en ronda Este nº 6,        lote 213

Fidel González Toro,                  casa en ronda Este nº 7,        lote 214

Prudencio Boza Castillo,           casa en calle soledad, 30,      lote 215

José Lebrato Gala,                      casa en calle Soledad, 32,     lote 216

Valentín Marchena Rubio,        casa en calle Soledad, 34,     lote 217

Higinio Parra Chávez,                casa en calle Soledad, 23,     lote 218

Cayetano Domínguez Girón,    casa en calle Soledad, 26,     lote 219

Francisco Moreno Iglesias,       casa en calle Soledad, 24,     lote 220

En el mes de Agosto le dieron permiso viniendo a Montijo en el tren, con varios soldados, llegaron sobre las 12 de la noche, Valentín les pregunto –¿Dónde se encontraba un pueblo llamada Guadiana del Caudillo?-, uno de los soldados le acompaño a un alto del canal principal y le dijo : –Tú tira la vía adelante, y sigue el camino hacia adelante bajando la cuesta y te encontraras un puente por debajo de la vía que lo pasara por debajo hasta el otro lado-, hasta allí llegue bien pero empecé a dar vueltas y me perdí por esos caminos, pero tenía como referencia el puente por debajo de la vía, volví otra vez y al lado de unos árboles que había muy grandes, con mi maleta de tabla, me recosté y eche una cabezadita, pero al llegar el día hoy voces y es que llegaba un hombre con un carro con dos mulos, y me dice –¿soldado que haces hay?- Y le contesto, –pues que voy hacia Guadiana del Caudillo, pero no sé dónde está-. Y me dice –echa aquí la maleta y súbete que yo voy hasta al lado del pueblo-. Me trajo hasta el cortijo de Matadeporras, el no venía al cortijo, venía a La colonia, pues estaban haciendo el Canal Principal, pues por aquí por Guadiana todavía no estaba hecho, el canal llegaba un poco más adelante del cementerio de los burros, más hacia Montijo salía el agua para llevarla por el canal de la vía.

El camino pasaba por la parcela de Manolo Blanco y el hombre me dijo, –yo tengo que ir hacia La Colonia, tú tiras hacia adelante que ese es el pueblo-, por lo visto ya en esa fecha no había presos, pero si habían estado allí en la colonia.

Le doy las gracias, cojo mi maleta que no pesaba nada, pues solo traía las mudas sigo el camino adelante y al llegar al sifón enfrente mi casa, estaba María, hermana de Prudencio Boza, que yo la conocía del pueblo, no me dio tiempo a decirle nada sale  corriendo se mete en mi casa y le dice a mi madre –que viene Valentín-, pues no sabían que yo venía, mi madre salió a la puerta y dije.: –pues ya no tengo que buscar la casa, ya sé dónde viven mis padres, la primera casa del pueblo-, me preguntaron qué tal había hecho el viaje y les explique que en el tren con los apartamentos de tabla.

En cuanto a su señora María del Pilar Romero Vázquez, dice que ellos llegaron procedentes de Jerez de los Caballeros, un 20 de Mayo de 1951, (domingo, un mes y cinco días después) Su padre se llamaba Pablo Romero Mendoza, le asignaron la casa de la Plaza Mayor nº 22 y el lote 180, eran cinco hermanas.  

Carmelo Plaza Casco

Deja un comentario

Compartir44
Twittear
+1
44 Compartir