Capítulo 29 – Los toros – 1ª parte

Los toros, las capeas, las becerradas, como las queramos llamar, han existido desde siempre en nuestro pueblo, desde los primeros años de su fundación en plazas de toros echas con carros, hasta las más modernas que han sido en plazas portátiles.

He estado investigando y me han dicho que la primera, novillada, becerrada o corrida. Se celebró en la plaza de Santa Lucia, lo que hoy llamamos la plaza de la telefónica, traseras del bar del cojo y el cine de invierno.

Allí era donde se ponían los carros uno al lado del otro, se cruzaban por la parte de abajo, con palos como podéis observar en la foto, además de los novilleros que venían de fuera también podemos ver al Sr. Francisco Cerrato Rodríguez, haciendo el paseíllo acompañado con los novilleros.Después se hicieron las novilladas, becerradas o corridas en la plaza del mercado, donde está hoy situada la caseta municipal. Se puede apreciar a vecinos de nuestro pueblo subidos en la fuente de granito que estaba situada enfrente de la entrada de la caseta municipal.También tenemos una fotografía de una de las novilladas, corridas o becerradas celebradas en nuestro pueblo, donde podemos ver algunas personas de Guadiana, como eran el médico, jefe de estación y factor, los peritos de la fábrica y de colonización, con sus respectivas esposas, así como podéis ver a una de las primeras maestra de Guadiana, doña Emilia esta entre las señoras y es la que tiene el vestido negro.Pues con referencia a los toros en nuestro pueblo en los primeros años, vamos a contar una anécdota, que conto el sr. Calixto Cuellar Morgado (Cali) en la “historia del futbol” de nuestro pueblo, escrito por Manuel Pérez Carrasco y Miguel Vinagre Guzmán el cual está editado en la antigua página de los matrimonios.

Contaba el sr. Cali, después de dar muchos datos sobre el fútbol en Guadiana en los años 50, lo siguiente:

 (Por último te voy a contar que el día  de aquel famoso primer partido que se suspendió en Valdelacalzada y cuando veníamos para el pueblo los jóvenes , resultó que se había escapado una vaquilla que estaban toreando en nuestro pueblo en una plaza de toros con carros y palos que se hacía  donde hoy está la Caseta  Municipal y al llegar al canal de la vía  vimos cómo estaban  muy valientes el Sagasta y Machado delante de la vaquilla para que no se escapase pero resulta que esta se arrancó y se tiraron al canal de la vía porque se cagaron las patas abajo; nosotros que éramos unos cuantos pudimos sujetar al animal y lo llevamos a la plaza entre los aplausos de la gente y por lo menos hicimos algo bueno aquel día.)

Con esto termino el primer capítulo sobre los toros de nuestro pueblo, en el siguiente capítulo segunda parte, os pondré una colección de carteles de toros celebrados en Guadiana, la cual se expuso en la Casa de la Cultura entre el 22 al 30 de noviembre de 2008 la cual es propiedad de Francisco Flecha Rodríguez de Montijo.

Carmelo Plaza Casco

1 comentario en “Capítulo 29 – Los toros – 1ª parte

Deja un comentario

Compartir38
Twittear
+1
38 Compartir