Capítulo 22 – Los cerros – 1ª parte

En este capítulo, vamos a tratar sobre los colonos que en los años 70 tomaron posesión de las parcelas de los cerros, y también sobre las casas de un pueblo que se iba a construir en un principio en la finca Piedehierro (Los pinos) y que se llamaría los Millares, pero al no ser buen lugar se despropiaron en Guadiana algunos huertos y junto a la era del pueblo ya explicado en capítulos anteriores, se construyeron las casas y ampliaron nuestro pueblo.

En el año 2012 Juan Domínguez Núñez, me entrego unos escritos suyos, los cuales después de ordenarlos y darles forma, los publique en la página web de los Matrimonios de Guadiana.

Al ser muy extenso dichos escritos, los voy a dividir en tres capítulos, el primero tratará sobre cómo se gestó la creación de la ampliación de nuestro pueblo. Los viajes que tuvieron que hacer a Madrid, para poder aligerar la construcción de las casas.

En el segundo capítulo, vamos a tratar la constitución de la comunidad de regantes de Guadiana.

Y en el tercero, la relación de todos los colonos, por calles y números de las casas con sus familiares de cada colono, así como las hectáreas que tienen cada parcela y la procedencia de los mismos.

Es un trabajo extenso, pero muy bien desarrollado por nuestro vecino Juan Domínguez Núñez, y gracias a él, tenemos un estudio muy importante de otra etapa de nuestro pueblo. Por lo que al ser extenso lo dividiremos en tres capítulos.

En este capítulo trataremos el tema:

LOS COLONOS DE LOS MILLARES

Por Juan Domínguez Núñez

Julio 2012

Estos son recuerdos para la historia de hechos, cosas y problemas que sucedieron desde el mes de septiembre de 1970 hasta el mes de julio y agosto de 1975 en que ocupamos las 111 casas de la nueva ampliación de Guadiana del Caudillo.

Después de transcurridos 37 años de todo esto, pensamos que muchos vecinos de Guadiana que tengan 40 o 45 años, deben tener pocos conocimientos de estos hechos que queramos o no forman parte de Guadiana del Caudillo y de esta ampliación.

El que aporta estos datos, Juan Domínguez Núñez. Soy uno de los primeros colonizadores del Plan Badajoz. Desde octubre de 1948 en Valdelacalzada, he visto trazar todos los poblados, carreteras, desagües, caminos y parcelas.

A la vez, he ocupado cargos de representación de los colonos como secretario de la junta de colonos y de la comunidad de regantes de Guadiana de Caudillo y con un poco de interés por los datos sean estadísticos, agrícolas, sociales, habitantes… 

Tengo que decir que los años que he podido colaborar con la sociedad y vecinos del pueblo he disfrutado mucho, porque siempre me ha gustado colaborar en todos los eventos, y animo a todas las personas que puedan hacerlo que no lo duden, porque pienso yo que los pueblos son lo que sus habitantes quieren que sean y lo que no hagamos nosotros nadie viene a hacerlo.

Guadiana tiene editado un libro (Historia viva de Guadiana), y tenemos que decir que este libro está muy bien, pero no recoge estos datos que forman parte importante del pueblo de Guadiana porque, por esa fecha, no estaban recopilados estos datos.

Recordemos que así como Valdelacalzada fue el primer pueblo de colonización en toda España, esta ampliación de Guadiana del Caudillo también fue la última expropiación de fincas para ser parcelada y repartidas a colonos en su mayoría hijos de colonos.

*****

Vamos a recordar los problemas e inconvenientes que tuvimos que resolver para la ubicación de las casas para estas parcelas.

De muchos es sabido lo de dichas viviendas, pues en un primer momento empezaron a construirlas en un lugar que está cerca de los pinos y la charca Pie de Hierro, pero aquel lugar no reunía condiciones por ser muy pantanoso y no ofrecía confianza.

Todo esto debió de suceder por el año 1968 o 1969, porque en septiembre de 1970 el día 14 adjudicaron las 24 primeras parcelas a hijos de colonos de Valdelacalzada y nada se sabía de las viviendas. 

A finales de 1970 y 71 fueron entregadas el resto de parcelas. 

Pero la ubicación de las viviendas en este paraje denominado los Millares se desechó por no reunir las condiciones necesarias y dado que Guadiana no disponía de terrenos para construir dichas casas se pensó en hacerlas en Pueblonuevo del Guadiana y desde ese momento empezó nuestra odisea referente al lugar donde se podían construir las nuevas viviendas.

Como el proyecto era hacerlas en Pueblonuevo sucedía que era mucha la distancia de algunas parcelas más allá de la carretera de la Roca y eran desplazamientos muy largos para hacerlos todos los días para ir y venir a las parcelas.

Pasaba el tiempo y no se le daba solución al problema de las casas.

Sucedió que en el año 1973 el nuevo presidente del INC, (Instituto Nacional de colonización) don Alberto Ballarín Marcial hizo una visita al Plan Badajoz y convocó a los nuevos colonos en el salón del cine de Valdelacalzada.

Por aquellas fechas yo era el secretario de la junta de colonos y le entregué un escrito explicándole los problemas que ya habíamos expuesto antes, y me contestó que ya tenía conocimiento de dicho problema y que empezarían a resolverlo lo más pronto posible.

Como pasaba el tiempo y no se solucionaba nada de lo expuesto, a finales de 1973 dispusimos ir a Madrid a las oficinas del INC.

Para este viaje y otros casos que teníamos de contenciosos con casas de semillas y fertilizantes se necesitaba un dinero y acordamos poner cada colono 500 pesetas de la época para cubrir los gastos que todos teníamos en común, pues con Confederación Hidrográfica del Guadiana también hubo algunos problemas con el agua de riego y también fuimos a los nuevos ministerios a Madrid.

Como no nos decían nada del caso, fuimos a Madrid con mi coche los siguientes colonos a la dirección del INC: Eladio Romero Romero, Bernardo Fernández Barroso, José Corbacho Méndez, Laureano Giraldo y yo, Juan Domínguez Núñez.

Sucedió que, cuando llegamos a dicha visita, no nos recibía el presidente por no haber solicitado dicha audiencia. Por fin a las dos de la tarde y después de recibir a unos curas de pueblos de colonización, pudimos entrar al despacho del señor presidente.

Nos recibió muy amable y prometió ocuparse del tema de las viviendas por las cuales estábamos allí en Madrid para dicho asunto.

Pasaron unos meses y no empezaban las casas en ningún punto de la zona y decidimos hacer otro viaje a Madrid a las oficinas del INC y, viendo que la cosa corría prisa, lo tomaron más en serio en esta ocasión. 
Fuimos a Madrid los siguientes colonos: Benito Vázquez, Carmelo Paiva, Francisco García y Juan Domínguez.
Esta vez sí lo tomaron más en serio y empezaron a solucionar el problema.

Como Guadiana del Caudillo no disponía de solares para construir y Pueblonuevo estaba muy lejos de las parcelas, dispusieron expropiar todos los huertos familiares y demás terrenos de la parte norte a partir de la ronda.

Así, sacrificando los huertos, tuvieron el terreno necesario para hacer las 111 casas de colonos, 10 casas de obreros, 4 casas para maestros, los colegios, el pabellón deportivo, el parque y posteriormente años después la ampliación de la calle Mayor.

Así ya en los primeros meses de 1973, después de todos estos problemas y gestiones que tuvimos que resolver, empezaron las obras, y en el mes de julio de 1975 y posteriores fuimos ocupando cada uno su casa cuando lo creyó más oportuno, con luz eléctrica, pero sin agua potable.

Hasta aquí un pequeño resumen de todos los problemas de dichas viviendas, explicado muy bien por Juan Domínguez Núñez.

En el siguiente capítulo tratara sobre la Comunidad de Regantes de Guadiana.

Carmelo Plaza Casco

Deja un comentario

Compartir12
Twittear
+1
12 Compartir