Capítulo 17 – La era – 2ª parte

En primer lugar al igual que hice en la primera parte sobre la era, os voy a poner estas dos fotos una los límites de la era en los primeros años del pueblo.

Y en esta otra las casas que hoy existen, porque se agrandó el pueblo, y se entregaron las parcelas de los cerros, y dentro de lo señalado es la parte donde al principio se encontraba la era.

Después de esta aclaración, vamos hablar de la otra función que tenía la era de nuestro pueblo, además del fútbol. La era estaba también destinada a trillar las mieses(cereales maduros) que se habían sembrado en las parcelas en el otoño, cebada, avena, trigo y que llegado el verano, los hombres y mujeres de Guadiana, habían segado con las hoces, habían hecho gavillas = (haces o manojos de trigo, cebada, etc.) las cuales se ataban, según se iban segando y transportaban en carros hasta la era.

Al principio el trillar las mieses en las eras, era todo muy rudimentario, dado que como he dicho anteriormente, la cebada, avena, trigo, se había sembrado en el otoño y al llegar el verano una vez segadas las mieses están eran llevadas a las eras y se hacían las parvas = (cereal segado y extendido sobre la era para ser trillado) y después trillarlas. Estas tareas se hacían en pleno mes de agosto, cuando más calor hacía, se desataban los haces o manojos de cereales, se esparramaban = (extendían) por la era y quedaban preparados, para que con los caballos, mulas, asnos, tirando del trillo y dando vueltas sobre la parva, se iban separando el grano y lo demás se convertía en paja.

Al atardecer se recogía todo lo trillado haciendo un buen montón de parva y al comenzar a moverse el aire, se empezaba a aventar el grano = (echar los granos al viento en la era para limpiarlos), una vez limpio el grano se metían en sacos, antaño en los pueblos de origen de los colonos, se les llamaban costales, = (sacos de lienzo alargados y estrechos), donde se metía el grano, para llevarlos a los graneros.

Pero lo más difícil y penoso, era llenar los carros con sus redes, de paja, transportarlas a la ventana pequeña que tenían todos los graneros, y empezar a introducir la paja por la ventana anteriormente comentada, se desataban las redes y la paja caía al suelo, para dese allí, con una vierga = (herramienta que sirva para mover la paja) se introducía por la ventana.

Penoso era ese trabajo anteriormente descrito, pero más penoso, era el que tenía la persona que estaba dentro del granero, repartiendo la paja y tupiéndola, para que cogiera más.

Estas faenas antes descritas, se hacían por regla general en la era y también en las parcelas, pero lo que pronto llego a nuestra era, fue la máquina trilladora = (máquina que separa el grano de los cereales de la paja, eliminaba la paja expulsándola, por un cilindro alargado como una chimenea y limpia el grano con cribas).

Esta sola máquina, realizaba tres tareas que siempre se  hacían por separado: la trilla, la aventada y la limpieza de los granos.

La trilladora era movida por mediación de un tractor que tenía una polea = (mecanismo para mover cosas pesada) en este caso era de hierro cilíndrico el cual era movido por el motor del tractor, desde dicho cilindro llevaba una correa bastante larga unida a la trilladora, a la cual le daba movimiento, para hacer su trabajo que era trillar.

Con estas máquinas trilladoras, el trabajo fue más llevadero, dado que la máquina, trillaba, aventaba y echaba el grano directamente en los sacos o costales.

Y ya por fin lo que funcionan en nuestro tiempo son las cosechadoras, las cuales además de hacer todo lo que hacían las máquinas trilladoras, también siegan el grano directamente.

Aunque había dicho que esta sección dedicada a la era de nuestro pueblo, iba a estar compuesta por dos partes, voy a escribir otra tercera parte sobre, como era utilizado aquel lugar por las personas del pueblo, que ni jugaban al futbol, ni tampoco llevaban grano a la era. 

Carmelo Plaza Casco

Deja un comentario

Compartir28
Twittear
+1
28 Compartir